Reto de Lídia Castro Navàs para marzo 2023 | Conjurados 

   El reto de Lídia Castro Navàs (https://lidiacastronavas.wordpress.com/escribir-jugando/) se basa en una propuesta mensual recogida en su sección Escribir Jugando. Se trata de que los participantes escriban un microrrelato con un máximo de 100 palabras (sin contar el título) siguiendo las condiciones marcadas para el desafío de ese mes. Estas son dos, como requeridas, y una tercera susceptible de ser añadida a las anteriores si los duelistas narrativos se atreven a incluirla en su relato.

   Para este mes de marzo, en el que he participado con Conjurados, se ha escogido una runa de entre las del juego Wooden Runes para indicarnos una de las dos palabras que deben formar parte de la historia, y el contenido de una de las cartas del juego The Wildwood Tarot nos ha marcado la segunda, determinándose así las dos condiciones requeridas. En cuanto a la condición adicional, la tercera palabra a tener en cuenta, Lidia ha decidido que en la narración debe aparecer algo relacionado con una flor de su elección.   

   Así, la runa elegida ha sido Berkana, que señala el surgimiento de algo nuevo, pues es la runa de los inicios, del despertar y de la primavera, y la que nos indica la llegada del tiempo de regular, seleccionar, combinar… de eliminar lo inútil. La carta muestra la imagen de una vidente que bien podría relacionarse con la antigua cultura nórdica escandinava, los asentamientos vikingos o incluso como perteneciente a alguno de los pueblos bárbaros de los que más tarde provocarían la caída del Imperio Romano. Llaman la atención el báculo que porta, su cabello formando dos trenzas que sobresalen bajo la capucha que cubre su cabeza, sus ojos cerrados mostrando el esfuerzo que está realizando para concentrarse y su mano extendida sobre el receptáculo que contiene líquido, agua tal vez, a través del cual intenta ver eso que busca… Finalmente, el Alhelí, cuya esencia está indicada para combatir la incertidumbre frente al camino a seguir y restablece la alegría y las ganas de vivir, entre otras acciones beneficiosas, ha sido la escogida para este lance.

   Puede no resultar fácil identificar la situación que nos empuja a abandonar la senda que creemos correcta para conducirnos hacia nuestras metas y que en su día nos marcamos de antemano pero, una vez conseguido, a nosotros corresponderá valorar lo que nos va a aportar optar por una vía alternativa. Tal vez no sea tan malo tomar un pequeño desvío que luego pueda llevarnos, aunque por otro camino, a nuestro objetivo final.    

                                        Conjurados

   La vidente mostró al líder del asentamiento la runa seleccionada al azar: Berkana. Él la observó satisfecho; todo iba a mejorar… más todavía; tal vez una alianza con los asentamientos afines a su forma de gobierno. Volvió a su ostentosa vivienda. Pronto anochecería.

   Entretanto, los hastiados habitantes trabajaban resignados. La adivina cruzó su mirada con alguien que bebía una infusión de flores de Alhelí.

   Noche cerrada. Bajo los efectos del brebaje, acarició la hoja de su daga antes de colarse en los aposentos donde dormitaba el jefe para matarlo.

   Ciertamente, todo mejoraría para el asentamiento… una vez eliminado el tirano.

Anuncio publicitario

6 comentarios sobre “Reto de Lídia Castro Navàs para marzo 2023 | Conjurados 

  1. Hola Daniel.
    La vidente mostró al líder del asentamiento la runa y le dijo que todo iba a mejorar. Lo que se cuidó de decirle es para quién era la mejora. Una decisión importante, porque de ella dependía que se cumpliera el presagio y posiblemente, su propia vida. La sorpresa me tomó desprevenida. ¡Muy buen micro!
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s